Skip to main content

Pérdida de Peso y Diabetes

Pérdida de Peso y Diabetes

Converse con su nutricionista sobre cómo mantener una alimentación saludable y ajustar las dosis de insulina. Perder peso puede fácilmente llevar a un círculo vicioso si tiene diabetes. Tomar insulina lo obliga a comer aunque no tenga hambre en el momento. Intente reducir su consumo alimentario y, al mismo tiempo, disminuya la cantidad de insulina que toma. Puede ser difícil encontrar el equilibrio adecuado entre la insulina y los alimentos. Puede encontrar que es difícil saber cuánto y cuáles alimentos puede disminuir.

Anote todo lo que coma en el período de 3 días, registrando las cantidades exactas. Incluya todo: comida, bebida, dulces, helados, etc. Pídale a su nutricionista calcular la energía necesaria para que le aconseje sobre la reducción de la cantidad de grasa y calorías que consume.

Si reduce la cantidad de alimento que come puede desarrollar hipoglicemia y, si eso sucede, necesitará comer para revertir la situación. Sin embargo, al día siguiente puede pensar en reducir tanto los alimentos como la insulina para perder peso de manera sensata. Recuerde verificar si realmente está con la glucosa baja (menos de 3,5 a 4,0 mmol/l (65 a 70 mg/dl) antes de comer alguna cosa extra. Cuídese de no comer de más si el nivel de glucosa está muy bajo. Diez a quince gramos de glucosa generalmente es suficiente.

Espere de 10 a 15 minutos antes de comer cualquier cosa, incluso si aún tiene hambre, ya que este tiempo hará que su nivel de glucosa suba. Debe evitar perder peso con mucha prisa. La reeducación alimentaria genera una lenta y constante pérdida, que es mejor que una rápida pérdida causada por la reducción de la ingestión alimentaria en nivel mínimo. La tasa suficiente es generalmente de 1 a 3 kg por mes. Puede que no parezca mucho, pero se convierte en muchos kilos en un año. Además, el ayuno total puede ser peligroso para una persona con diabetes y es algo que se desaconseja por completo.