Skip to main content

Diabetes Infantil - Primeros Pasos

Diabetes Infantil - Primeros Pasos

Cuando un niño desarrolla una enfermedad a largo plazo, la situación es siempre difícil para toda la familia. Adaptarse a esta nueva vida requiere la disposición para afrontar muchos desafíos.

La mayoría de las personas pasa por la misma fase emocional cuando se confrontan a una crisis. Al comprender que no están solos, tendrán mejores posibilidades de hacer frente a estas emociones turbulentas que aparecen después de este tipo de diagnóstico. El doctor Johnny Ludvigsson, profesor de pediatría y jefe médico del hospital de la Universidad de Linkoping en Suecia, explica las diferentes etapas de la crisis:

Fase de choque

Durante la fase de choque, resulta difícil pensar claramente. Un torbellino de pensamientos surge y es común experimentar una sensación de inestabilidad. Puede presentarse un estado de no aceptación de la información recibida, dificultando la asimilación de los detalles de la enfermedad, su probable progresión, tratamiento y todos los aspectos prácticos que la acompañan. Es fundamental que los médicos, enfermeros, parientes y amigos cercanos escuchen sus pensamientos y le ayuden a superar esta fase.

Fase de reacción

En esta fase, es común tener reacciones como la tristeza, el insomnio y la agresividad. El consuelo es importante, pero debe ser honesto, sincero y realista. Es natural sentir tristeza, amargura y decepción; el hecho de que una enfermedad grave le tome por sorpresa es siempre desafiante, pero la tristeza irá desapareciendo con el paso del tiempo. Deberá tener la capacidad de escuchar y de enfrentar la realidad para permitir y admitir el dolor y el miedo.

Fase de reparación

Después de algún tiempo, se entra en esta fase en la que se busca adquirir más conocimiento sobre la enfermedad. Cuestiones relevantes de orden práctico surgen, como ¿qué hago si el nivel de glucosa baja demasiado? o "¿Cómo aplicar las inyecciones?" Usted puede ir aprendiendo mucho más acerca de la insulina, los análisis, la dieta y la hipoglucemia y, sistemáticamente, asimilar hechos que le ayuden a reconstruir su vida.

Fase de reorientación

Será necesario un largo período de tiempo para llegar a la fase de reorientación, cuando se establece un estilo de vida distinto, pero aceptable. A veces, se les hace difícil a las personas que están a su alrededor entender que necesita tiempo para recorrer las distintas etapas de una crisis, pero esto es algo inevitable cuando alguien en una familia desarrolla diabetes. El tratamiento puede ser difícil, la vida sufrirá cambios, el miedo podrá florecer. Aun así, habrá diversos momentos de diversión, placer y todo lo que sucede en una vida normal. La vida nunca más será igual, pero podrá seguir siendo emocionante y divertida, incluso si se cambian algunas reglas.

Hay personas que llegan a un impase y no son capaces de seguir adelante. Estas personas necesitarán ayuda profesional, pues continuar en la negación inhibe a las personas de la capacidad de adquirir conocimientos y de vivir con la diabetes de forma armoniosa.